Biberones anticólicos, mitos y realidades

Biberones anticolicos

Los biberones anticólicos se han convertido en una solución práctica y sencilla para ayudar a madres y padres a evitar la aparición de los temidos cólicos del lactante. No se conocen las causas de los llamados cólicos del lactante, pero en algunos casos parecen estar asociados a los gases provocados por la succión cuando los bebés se alimentan.

Su tecnología es sencilla: el biberón con válvula anticólico está diseñado para minimizar el paso de aire al estómago del bebé. Esto se consigue al sincronizar la entrada de aire con el movimiento de succión. También ayudan a facilitar la alimentación, ya que al bebé le cuesta menos obtener la leche. 

¿Qué es un biberón anticólico?

Se trata de un biberón que está pensado para que el bebé gestione de forma sencilla la cantidad de leche que toma en cada succión. Existen distintos tipos de biberones anticólicos y todos tienen como función principal minimizar la cantidad de aire que el bebé ingiere. 

Esto se consigue mediante distintos tipos de tácticas. El biberón con válvula anticólico es el más habitual, pero las marcas están desarrollando cada vez más tecnologías como la doble válvula anticólico o los biberones con cánula, que son especialmente recomendables para bebés con problemas de alimentación, ya que ayudan a que la succión sea más fácil. 

El diseño de la tetina también es fundamental para conseguir un agarre óptimo y que no entre aire mientras el bebé traga. Las hay que imitan la forma natural del pecho de la madre, con doble agujero, con el orificio orientado hacia el paladar…

Tipos de biberones anticólico

Existen diversos materiales con los que se fabrican estos biberones anticólico. Prueba distintos tipos hasta que encuentres los que más se adaptan a tu bebé. Los más habituales son:

Biberón de vidrio

La principal ventaja de este tipo de biberones es que se limpian con mucha facilidad y no se quedan olores impregnados. Su mayor desventaja es que al ser de vidrio, no son adecuados para que el bebé los maneje solo. Si el bebé comienza a ser más autónomo es mejor optar por uno de plástico. Además, pesan más.

Biberón de plástico

Existen biberones fabricados en plástico irrompible, normalmente polipropileno, que son más fáciles de manejar por el bebé una vez empieza a comer solo. La mayor desventaja es que pueden absorber olores. Para evitarlo, se deben limpiar justo al terminar de usarlos. 

Las tetinas también son variadas. Existen tetinas de látex y silicona como materiales más usados. Algunos bebés prefieren el tacto de un tipo de tetina. Además, las tetinas se presentan en distintas tallas y tipos de flujo, que hay que variar según la edad del bebé. Si quieres cambiar de tetina, asegúrate de que es compatible con el biberón que estás usando. 

¿Hasta cuándo se pueden usar los biberones anticólico?

Si te preguntas con cuántos meses dejar de usar el biberón anticólico, la respuesta es que dependerá del bebé. Lo habitual es dejar este tipo de biberón antes de los seis meses. En general, se recomienda que los bebés aprendan a usar el vaso a partir de los seis meses y que a partir del año sean capaces de dejar cualquier tipo de biberón. 

Ya sabes cómo funcionan los biberones anticólicos. La mejor opción será siempre la que se adapte mejor a tu bebé y a vuestro estilo de vida. Si tienes alguna duda, lo mejor es consultar siempre con su pediatra que seguro te sabrá aconsejar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.