Cómo influyen los colores en los niños

colores en los niños

La estimulación sensorial en la infancia es fundamental para el correcto desarrollo de nuestras capacidades cognitivas. Los colores en los niños son uno de los factores de estimulación más atractivos y versátiles para trabajar con los más pequeños. Por eso es tan importante construir con ellos un álbum infantil. Y es que la teoría del color para niños nos ayuda a establecer técnicas para enseñar a los peques a expresarse mediante el arte, a comunicarse mejor y  a explorar sus emociones para llegar al autoconocimiento.

Estimulación de los niños con colores

La colorterapia para niños se basa en la capacidad de los colores para crear estados mentales determinados. Existen colores que dan tranquilidad a los niños y otros destinados a estimularlos y llenarlos de energía.

Los colores que aportan más tranquilidad son los azules, algunos verdes, los tonos lilas y morados suaves y los colores neutros como el beige. Los colores que ayudan a la relajación suelen ser fríos y si son cálidos serán tonalidades claras como pueden ser los tonos melocotón o vainilla.

Los colores que se asocian a la alegría y la energía son vibrantes y saturados. Los más destacables son el rojo, el naranja o el amarillo. Se trata en su mayoría de colores cálidos y brillantes. Hay que saber usar estos colores con moderación para no sobrecargar los sentidos y producir una sobreexcitación.

Es importante ir introduciendo a los niños en la teoría del color, según su edad y madurez. Si queremos saber cómo influyen los colores en los niños podemos hacer lo siguiente: Con los más pequeños se puede ir nombrando los colores y asociarlos a objetos de su entorno. También se pueden asociar con la naturaleza. Pon a su disposición lápices, plastilina y otros materiales de expresión artística adecuados para su edad.

Los niños más mayores pueden ir aprendiendo conceptos como la temperatura y el brillo del color o las diferencias entre tono y saturación. Confeccionar juntos un círculo cromático es una actividad perfecta para aprender qué son los colores complementarios, los cálidos y fríos y los primarios, secundarios y terciarios. Además, con el círculo cromático aprenderán a diseñar sus propias paletas de color.

Relación entre los colores y las emociones para niños

Cómo influyen los colores en los niños? Una de las aplicaciones más interesantes del color es la asociación que podemos establecer con las emociones. Los colores y las emociones para los niños están íntimamente conectados. Es interesante conocer esta relación para entender mejor a los más pequeños y saber mediante sus dibujos algunas pistas sobre su estado de ánimo.

Blanco: aliado de la creatividad

El blanco ayuda a los niños a ordenar y despejar la mente y por tanto es perfecto para fomentar la creatividad y la imaginación.

Amarillo: vitalidad y concentración

Los tonos amarillos se identifican con la alegría, por eso son muy recomendables para niños que pasan por un momento de ánimo bajo. Además, favorece la concentración.

Azul: tranquilidad y reflexión

De los colores que dan tranquilidad a los niños, el azul es el más eficaz. Este color es perfecto para ayudar a conciliar el sueño. Pero para niños muy tranquilos, es mejor usar colores más alegres como el amarillo.

Verde: el color de la calma

Se recomienda su uso para ayudar a los niños más impulsivos o que tienen dificultades para manejar bien sus emociones. El verde aporta calma y además es bueno para desarrollar habilidades relacionadas con la lectura.

Como ves, los colores en los niños son muy importantes para su desarrollo y estado emocional. En Recuerding diseñamos nuestros álbumes infantiles teniendo en cuenta la teoría del color para niños. Nuestros álbumes tienen bonitas y coloridas ilustraciones y cuentan con un tamaño y resistencia perfectos para los que los más pequeños atesoren sus recuerdos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.