Scrapbook: cómo aplicarlo a los álbumes de fotos para niños

scrapbookparaninos

El scrapbook es una manualidad que cada vez tiene más fans. El arte de presentar tus recuerdos de una forma bonita no solo sirve como pasatiempo: también es reconfortante rememorar los buenos momentos mientras creas tu álbum de fotos para niños con esta técnica. 

El scrapbook para niños además de ser divertido, es una forma genial de desarrollar la creatividad y de compartir tiempo en familia. ¿Te animas a probarlo con tus hijos?

Qué es el scrapbook

Se trata de una técnica también llamada libro de recortes con la que personalizamos un álbum de recuerdos. Este álbum incluye principalmente fotos pero también otros recuerdos, como unas flores secas o entradas de cine. Además, se adorna con collages, pegatinas, papeles estampados y letreros hechos con técnicas de lettering

Con el scrapbooking para niños, tus hijos tendrán la satisfacción de crear su álbum de fotos más personal y totalmente a su gusto.

Técnicas de scrapbook perfectas para niños

Dependiendo de la edad del niño, hay técnicas más o menos elaboradas que puede practicar solo o con la supervisión de un adulto. Las más adecuadas para niños son aquellas que no necesitan materiales cortantes ni pegamentos fuertes, ¡y que sean fáciles de limpiar!

Para recortar papeles lo ideal es contar con tijeras escolares de punta redonda o con tijeras con filo de formas, que consiguen cortes ondulados, en zig-zag y que encantan a los niños. Las troqueladoras son muy divertidas y seguras de usar. Con ellas podrán hacer formas como flores, corazones o estrellas de forma sencilla. Estas herramientas se pueden usar con todo tipo de papeles, cartulinas, e incluso en goma EVA.

Para dibujar, te aconsejamos usar pinturas acrílicas, rotuladores lavables y si vas a iniciar al niño en el letteringrotuladores acuarelables.

Para pegar, usa pegamentos que no sean tóxicos o cinta adhesiva de doble cara y washi tape decorado. Queda genial y evitarás que se les queden los dedos pegados.

Otros materiales aconsejables, fáciles de usar y vistosos son las pegatinas y los sellos de estampación que debes usar con tintas no permanentes o acrílicos.

Cómo hacer scrapbook en un álbum de fotos para niños

Vamos a aprender cómo hacer un álbum de fotos paso a paso, utilizando técnicas de scrapbooking para niños.

En primer lugar, escoge un álbum de calidad. El mejor tamaño es de 27 x 24 cm. La encuadernación tipo wire-o es la más adecuada para que el niño manipule el álbum sin que se estropee.

El segundo paso es escoger las mejores fotos y recuerdos que estarán en el álbum de fotos para niños. Esta parte es ideal para compartir un buen rato en familia y rememorar vuestros mejores momentos.

Ahora toca elegir los papeles, pegatinas, tintas y materiales que se van a usar. Deja que el niño escoja para que sienta el álbum más suyo.

¡Llegó la hora de crear! Primero pegad las fotos en el álbum. Se puede hacer con pegamento de barra o cinta de doble cara.

Con las fotos ya en su sitio, comenzad a decorar el álbum con las técnicas de scrapbook para niños. Los marcos para las fotos se pueden hacer con pintura, lápices, washi tape…

Añadid letreros bonitos y de colores con técnicas de lettering o con sellos de letras y números.

Terminad el álbum de fotos con otros adornos como figuras troqueladas, pegatinas, recortes de papel o dibujos. Que la imaginación haga su trabajo.

El scrapbook para niños es perfecto para desarrollar su creatividad con sus recuerdos más queridos. Si además, ha participado en su elaboración, le tendrá mucho más cariño a su álbum de fotos personalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.